Los talleres de chapa y pintura se enfrentan a importantes desafíos. Se trata de unos retos que sólo se pueden abordar de forma exitosa con una cabal comprensión de las tendencias de mercado y la adquisición de los mejores conocimientos sobre procesos y herramientas de gestión.

Ése ha sido el propósito del curso sobre “El Taller del Siglo XXI” impartido por el Ildefonso Jiménez, responsable de formación gerencial de la marca PPG Refinish, a un grupo de gerentes y responsables de taller convocados Poniente Colours, distribuidor almeriense de pinturas.

El objetivo de este curso es ayudar a quienes tienen en sus manos las riendas de un taller de chapa y pintura a “pensar y hacer” para que su empresa se oriente a garantizar la viabilidad del negocio en el largo plazo.

En palabras de Jiménez, el propósito de esta formación es facilitar a los gerentes de las empresas reparadoras que el modelo de gestión de sus talleres evolucione en línea con las últimas y más exitosas tendencias empresariales del mercado. “Y con un claro horizonte: convertirlos en negocios más eficientes y rentables”.

Por su parte, Manuel Gómez, gerente de Poniente Colours, subraya la importancia que tiene la colaboración entre taller, distribuidor y marca de pintura para conseguir el común objetivo de ofrecer al cliente final la mejor experiencia posible del repintado de su vehículo:

“La demanda de reparaciones de carrocería está cambiando. En la medida en la que interpretemos adecuadamente lo que los distintos perfiles de cliente piden hoy y van a pedir mañana al taller de chapa y pintura podremos adaptar nuestra propuesta de servicio para que sea la que más les interese siempre”, apunta.