Los talleres de mecánica rápida Rodi Motor Services vuelven a la actividad con un nuevo protocolo de protección y prevención para garantizar la seguridad de todas las personas en sus instalaciones.

Este plan garantiza un taller seguro para trabajadores y clientes con la limpieza y ventilación de las instalaciones a diario. Además, todos los objectos son desinfectados y se han colocado dosificadores de líquido desinfectante en zonas comunes y lavabos a disposición del cliente.

La atención al público se realiza tras nuevas pantallas de metacrilato que se han incorporado en las recepciones de los talleres como medida de protección. En adelante, se respetará un aforo máximo y la distancia de seguridad mínima entre personas de 1,5 metros.

Igualmente, para garantizar la atención adecuada a todos sus clientes, Rodi ofrece su servicio de Cita Previa a través de su página web. Las personas mayores de 65 años disponen de un horario de atención preferencial. Rodi también recomienda a sus clientes el uso de mascarilla y guantes, así como el pago con tarjeta o el móvil. Para tal fin, todos los centros ofrecen guantes desechables que el cliente puede usar durante su estancia y despositar después en la basura al salir.

Por su parte, el personal de Rodi ahora trabaja con guantes y mascarillas que son remplazados periódicamente, mientras que los vehículos son protegidos en las principales zonas de contacto con fundas (alfombra, cubrevolante, cambio de marchas). Al devolver el vehículo al cliente, las llaves se entregan desinfectadas.