Rolen Motor acaba de inaugurar nuevas instalaciones en Madrid. La empresa, que comenzó su exitosa trayectoria en 1972 de la mano de Juan Roldán, se convirtió en 1993 en concesionario exclusivo de motocicletas de BMW y desde entonces ha cosechado numerosos éxitos, recibiendo el premio a la mejor concesión del año en 2004, 2011 y 2012.

 

En 2004, las hijas de Juan Roldán, Sonia como directora comercial y Ana en la dirección financiera, tomaron las riendas del negocio, consolidando a Rolen Motor como uno de los concesionarios líder dentro de la marca bávara.

La firma, asimismo, es pionera en la implantación del programa de gestión de calidad QMA, conseguido en el año 2006 gracias a la atención personalizada y de calidad a sus clientes.

Las nuevas instalaciones disponen de más de 600 m2, dedicados tanto a la exposición de motos nuevas como usadas y todo el equipamiento para la moto y el motorista.
Las instalaciones de taller y recambios se mantienen en la calle Jorge Juan, ubicadas en la misma manzana y a tan solo tres minutos de la nueva exposición, para mayor comodidad de sus clientes.