Después de más de 30 años, soplan aires de cambio en Ryme y su logotipo se convierte en la pieza clave de la nueva identidad, con la que la compañía quiere transmitir fiabilidad, tecnología y globalidad. La tipografía tiene un carácter más digital y el pequeño cambio cromático que le acompaña representan una compañía global.

Michael Delaney, CEO/DG de Ryme, explica que la nueva identidad representa una evolución de una compañía innovadora capaz de ofrecer nuevas soluciones de inspección técnica de automóviles. “Nuestro logo se alinea más con la identidad global, contemporánea, dinámica e innovadora, con una gran proyección a nivel internacional, así como desarrollo en I+D+i y sin olvidar la atención al cliente que siempre ha sido nuestro distintivo”.

El nuevo diseño incorpora el icono check en un sencillo diseño que comunica sobriedad y transparencia. Según Ryme, “se adapta a la perfección a nuestro modelo de negocio de la inspección técnica de vehículos en la que la precisión y profesionalidad son necesarios”.

La identidad visual también va acompañada de la imagen de empresa de “Worldwide”, que ha adquirido la mayoría de las acciones de Ryme. Así, ambas compañías estén alineadas en una misma imagen corporativa para hacer posible una relación abierta e interactiva con los clientes. Supone un paso más en su inmersión en el mundo digital.