Réplica del primer rodamiento de agujas guiadas por jaula de Schaeffler.

Hace 70 años, Georg Schaeffler ideó cómo mejorar el guiado de las agujas en los rodamientos de agujas utilizando una jaula. En las primeras pruebas prácticas, que se realizaron en febrero de 1950, los componentes mostraron un desgaste y un rozamiento extremadamente bajos. La solicitud de patente de septiembre de 1950 sentó las bases para el futuro del producto. En febrero de 1951, justo un año después de la creación del primer prototipo, se obtuvieron los primeros pedidos de producción en volumen de los fabricantes de automóviles, a los que seguiría su utilización en aplicaciones industriales.

“Con esta innovación, mi padre, Georg Schaeffler, sentó las bases para el rápido crecimiento de nuestra empresa. El rodamiento de agujas guiadas por jaula es una de las innovaciones más importantes en la historia de nuestra empresa como proveedora de los sectores de la automoción e industrial”, afirma Georg F. W. Schaeffler, accionista familiar y presidente de la Junta de Supervisión. “El desarrollo de este producto es, en sí mismo, un ejemplo destacado de lo que nos distingue: hemos utilizado todas las sinergias de los rodamientos de agujas guiadas por jaula, lo que nos permitirá servir este producto innovador a todos los mercados objetivo relevantes y generar auténticos beneficios para los clientes, tanto en el sector de la automoción como en el industrial”.

Con su invención, Georg Schaeffler eliminó las desventajas que presentaban los rodamientos de agujas sin jaula que se habían utilizado anteriormente como estándar: las largas agujas tendían a moverse en sentido transversal durante la rotación del rodamiento (inclinación), lo que causaba el atasco del mismo. Además, se generaba una cantidad sustancial de rozamiento entre las agujas que giraban en sentido contrario. El desarrollo de la nueva jaula de agujas posibilitó alcanzar unas velocidades más elevadas con menos rozamiento.

En concreto, los rodamientos de agujas han contribuido al desarrollo de automóviles pequeños, asequibles y de alto rendimiento. “Sin rodamientos de agujas fiables, las modernas unidades propulsoras de la automoción seguirían siendo inconcebibles hoy en día", dice Matthias Zink, CEO de Automotive Technologies en Schaeffler. También se ha ido implementado gradualmente el uso de rodamientos de agujas en la ingeniería mecánica y de plantas, en la maquinaria agrícola y de la construcción, y en la tecnología de transporte.

schaeffler rodamientos aguja jaula 2

De cara al futuro, los rodamientos de agujas seguirán desempeñando un papel clave, ya que son vitales para el funcionamiento de numerosas transmisiones electrificadas. Las coronas de agujas facilitan la disposición de los rodamientos con un espacio constructivo mínimo, ya que su altura constructiva solo corresponde al diámetro de las agujas. Además, tienen una gran capacidad de carga y son económicos en comparación con otras ejecuciones de rodamiento. Los rodamientos de agujas KZK (jaulas de muñequilla de cigüeñal) se utilizan, por ejemplo, en los ejes eléctricos con diseño coaxial. Una aplicación es la unidad propulsora de eje eléctrico de Schaeffler, que se produce para el Audi e-tron desde 2018.

La idea original ha sido desarrollada continuamente por los ingenieros de Schaeffler a lo largo de 70 años, tanto por lo que respecta al rendimiento como a la variedad de tipos disponibles. En comparación con un rodamiento de agujas macizo de los años 50, la duración de vida útil de los rodamientos con las mismas dimensiones se ha multiplicado por 15 y se ha triplicado su capacidad de carga estática. La densidad de potencia, que ha mejorado gracias a la corona de agujas, ofrece un gran potencial de reducción del tamaño para las aplicaciones.

Además, ha ido aumentado la variedad de tipos: en la actualidad, el programa de rodamientos de agujas de Schaeffler comprende más de 15.000 variantes para satisfacer una gran variedad de requerimientos. Desde que hace 70 años se presentó la solicitud de patente, Schaeffler ha vendido más de 100.000 millones de rodamientos de agujas. La longitud del alambre que se utiliza en la producción de 60.000 millones de agujas anuales bastaría para dar 18 veces la vuelta al ecuador de la Tierra. Cada día se producen unos 170 millones de rodamientos de agujas a partir de este alambre.