Schaeffler ha colocado su primer préstamo Schuldschein, obteniendo aproximadamente 350 millones de euros en el difícil entorno actual del mercado. Del total, 300 millones del producto de este préstamo se utilizarán exclusivamente para refinanciar un programa de proyectos sostenibles de acuerdo con el "Marco de Financiación Verde" del Grupo Schaeffler.

"En el difícil entorno actual, este exitoso debut en el mercado Schuldschein es un elemento clave de nuestra estrategia de financiación. El préstamo Schuldschein nos ayuda a diversificar nuestra base de inversores y amplía nuestro mix actual de instrumentos de financiación. También proporciona una fuerza adicional a la sólida posición de liquidez del Grupo Schaeffler", afirma Dietmar Heinrich, CFO de Schaeffler AG.

La compañía utilizará los tramos de su préstamo verde Schuldschein, recientemente emitido, para refinanciar un programa de proyectos centrados en productos para la movilidad con cero emisiones, como motores eléctricos y ejes eléctricos, así como en productos para la generación de energía respetuosa con el medio ambiente mediante la utilización de energía eólica. Además, los instrumentos se utilizarán para invertir en que la producción mundial de Schaeffler sea más sostenible por lo que respecta a la minimización de los desechos y las aguas residuales, así como a la reducción del consumo de energía. Los ingresos asignados al programa de proyectos verdes ya se habían asignado en su totalidad cuando se emitió el préstamo Schuldschein.

La transacción Schuldschein estaba compuesta por tramos con plazos a tres, cinco y ocho años. Los tramos se ofrecían con intereses fijos y variables. La transacción se realizó digitalmente a través de la plataforma de financiación vc trade y la suscribieron Bayern LB, Helaba, ING y UniCredit. ING también actuó como "asesor verde".

En la página web de Schaeffler AG están disponibles el "Marco de Financiación Verde" de la compañía y su evaluación independiente, realizada por Sustainalytics.