“Los tres vehículos conceptuales, incluido un lanzamiento mundial, y otras soluciones inteligentes, con las que Schaeffler presenta su capacidad de innovación en el CES muestran cómo las personas, las emisiones cero y la movilidad autónoma y conectada de personas y mercancías son conceptos que pueden continuar evolucionando en áreas urbanas”, asegura Peter Gutzmer. Para Schaeffler, esta transformación se lleva a cabo dentro de su “Agenda 4 plus One”, un programa con visión de futuro con el que la empresa se está adaptando a las nuevas necesidades, con especial foco en la movilidad eléctrica, la transformación digital y la Industria 4.0.

En el CES (Consumer Electronics Show), Schaeffler Bio-Hybrid, compañía del Grupo Schaeffler, presentará dos versiones cercanas a la producción de su Bio-Hybrid. Gracias a sus cuatro ruedas, este vehículo ofrece una mayor estabilidad de conducción. Además, el techo y el parabrisas protegen a sus ocupantes de las condiciones climáticas, por lo que es adecuado para su uso durante todo el año. Apenas más ancho que una bicicleta normal, Bio-Hybrid puede circular por los carriles bici y su motor eléctrico asiste al conductor en el pedaleo, hasta una velocidad de 25 km/h. El Bio-Hybrid se lanzará al mercado en 2020 en las versiones Cargo y Passenger.

Schaeffler presentará sus “Soluciones para la ciudad del futuro”, un conjunto de nuevas ideas para la transformación digital, la conectividad y la movilidad eléctrica

Por su parte, el Schaeffler Mover ofrece una plataforma flexible y sin emisiones válida para diversos conceptos de vehículos. Todos los componentes de tracción y suspensión de una rueda se instalan en una unidad concebida para ahorrar espacio: el Módulo Inteligente de Esquina de Schaeffler, un concepto que, con un ángulo de dirección de 90 grados, le proporciona una maniobrabilidad única en los espacios más pequeños. Schaeffler Mover emplea "Space Drive", la tecnología 'drive-by-wire' para vehículos autónomos de Schaeffler Paravan, que reemplaza los sistemas de control mecánico tradicionales por impulsos electrónicos transmitidos por cable. Otra ventaja de Schaeffler Mover es su conectividad, que permite soluciones a medida para integrarse en los sistemas locales de transporte público.

schaeffler

El nuevo prototipo '4e Performance', que ocupará un lugar destacado en el stand de Schaeffler en el CES, es un ejemplo de lo que puede lograr la transferencia de tecnología de la competición a un turismo más o menos convencional. Este vehículo eléctrico está propulsado por cuatro motores de Fórmula E que ofrecen una potencia total de 880 kW (1,200 hp). Provenientes del monoplaza de competición ABT Schaeffler FE01, fueron desarrollados por Compact Dynamics, compañía subsidiaria de Schaeffler.

Más allá de sus nuevos conceptos de vehículos, Schaeffler presentará en diversas exhibiciones ejemplos de su gama de soluciones eléctricas complementarias, concebidas para que el motor de combustión interna se ajuste a las necesidades de movilidad sostenible de cada cliente. Entre estas soluciones se incluyen ejes electrónicos, sistemas de 48 voltios y conceptos de propulsión híbridos.