El 35% de las empresas españolas considera que su nivel de digitalización es alto y, más de la mitad, el 53,3%, considera que su nivel es medio, según datos de la Cámara de Comercio de España, organismo que también revela que, a pesar de estas cifras, la debilidad de las empresas españolas se encuentra en los niveles más avanzados de la digitalización y relacionados con el e-business, como el uso del 'cloud computing' o del software de gestión empresarial.

Precisamente, esta debilidad se refleja, según explica CSS en su blog, en la falta de uso de una herramienta fundamental para las empresas como el software de gestión empresarial, un aliado que permite a las compañías que sí lo hacen mejorar su rendimiento, simplificar su gestión y maximizar sus beneficios. Además, el software de gestión incluye posibilidades de desarrollo que se adaptan a cualquier circunstancia, tanto para startups como pymes y grandes empresas.

En este camino hacia la digitalización, Connection Soft Service detecta cuatro tendencias clave que marcarán la gestión de los negocios de reparación de vehículos durante 2020, que las empresas deberán tener en cuenta en los procesos de digitalización de sus negocios:

  1. La nube para proteger y almacenar datos, y ser más productivos. Hoy en día, los datos son un activo crucial para las empresas, hasta tal punto que llegan a ser considerados parte fundamental del negocio al aportar un valor decisivo. Por este motivo, las empresas acuden cada vez más a la nube para proteger y almacenar de forma segura sus datos. La nube supondrá una ventaja de productividad enorme y aportará un plus de seguridad en la gestión y trabajo con la información.
  2. Facturación electrónica para impulsar la gestión. La factura electrónica es una realidad de obligado cumplimiento para muchas empresas españolas que ya la han incluido en sus procesos de gestión. El uso de la e-factura permite a las empresas ser más dinámicas y ágiles a la hora de gestionar sus pagos, tanto con la administración pública como con otras empresas, además de suponer un ahorro en los costes. En 2020 se prevé el aumento de su uso y la expansión a otros sectores en los que aún no se ha desarrollado lo suficiente.
  3. Automatización de procesos. Proporciona a las empresas mayor agilidad y optimización a la hora de gestionar su negocio y se convierte en una solución necesaria para aquellos negocios que deciden adentrarse en su transformación digital. Permite poder liberarse de cuestiones que antes eran tediosas y necesitaban de intervención humana, permitiendo que los empleados puedan centrarse en otras cuestiones más relevantes para el negocio.
  4. Anticiparse a las necesidades del cliente. 2020 va a ser un año clave en la experiencia del cliente. Nunca fue tan importante ofrecer una experiencia "de diez" y sin problemas para los clientes: encontrar formas innovadoras de satisfacer sus necesidades. Y para ello es fundamental conocer a los clientes del taller. Según CSS, "facilitar nuestra relación con ellos".