Antes de comprar un vehículo de segunda mano, Tramicar destaca que resulta imprescindible solicitar un Informe de Antecedentes del Vehículo de la DGT, al ser una forma fiable de asegurar que el cambio de titularidad se realice sin ningún imprevisto, así como para obtener información sobre el vehículo que se quiere comprar, las cargas que éste pueda tener o si se encuentra autorizado para circular.

Actualmente, este informe se puede pedir de manera reducida, que sirve para identificar el vehículo y muestra la matrícula, marca, modelo, fecha de primera matriculación, combustible y estado, o bien detallada. Ambos se solicitan a través de la sede electrónica de la DGT o en la Jefatura Provincial de Tráfico mediante cita previa (el primero es gratuito y el detallado no).

Tramicar recomienda obtener el Informe detallado del vehículo para conocer el “estado” del vehículo y si dispone de incidencias que impidan el cambio de titularidad como una denegatoria, carga o gravamen, reserva de dominio, exención de impuestos, impago del impuesto de circulación, baja o una multa de transporte. Sin embargo, existen incidencias, como tener la ITV caducada o no disponer de seguro, que sí permiten la transferencia de titularidad.

¿Qué datos se deben revisar en el informe detallado del vehículo?

  1. Datos del titular: para comprobar si corresponde con el del vendedor; prestando atención a si existen cotitulares, que deberán firmar el contrato de compraventa.
  2. Identificación del vehículo: para comprobar los datos del informe con los de la fotocopia de la ficha técnica, que se debe solicitar previamente al propietario. Además, se averigua si el vehículo consta en servicio de renting y el municipio en el que abona el impuesto de circulación (IVTM).
  3. Gravámenes y cargas: para comprobar si existe cualquier inscripción de limitación de disposición que impide el cambio de titularidad: embargo, reserva de dominio, renting, precinto, leasing, hipoteca mobiliaria,…
  4. Datos del seguro: indica si el vehículo está asegurado y la compañía aseguradora.
  5. Historial de titulares: para conocer cuántas veces ha cambiado de titular el vehículo y la fecha de la última transferencia.
  6. Historial de inspecciones técnicas: para relacionar las ITV que ha pasado el vehículo y si el resultado fue favorable o no, así como los kilómetros que tiene.
  7. Historial de lectura del cuentakilómetros: para averiguar si se ha manipulado el cuentakilómetros, aunque los kilómetros sólo se apuntan en las inspecciones desde finales de 2013.
  8. Historial de bajas: indica si alguna vez se dio de baja el vehículo. Si éste fue dado de baja por un Centro de Tratamiento de Vehículos, no podrá circular ni se podrá transferir de baja de acuerdo a criterios medioambientales.
  9. Vehículo con denegatoria: Tramicar explica que "con esta incidencia en el Registro no se puede realizar el cambio de titularidad. En algunos casos, se debe a que no se completó el trámite de cambio de titularidad del vehículo, al comprador no realizar el trámite a pesar de que el vendedor notificara a la DGT la venta”.
  10. Información medioambiental: para conocer el tipo de combustible, el tipo de alimentación, la categoría del vehículo en caso de ser eléctrico, etc.
  11. Seguridad: se podrá conocer de acuerdo al NCAP (programa europeo de evaluación de vehículos nuevos).