Cerca de un tercio de los automóviles nuevos que se fabrican en Europa están equipados con neumáticos de Continental. Cuando se trata de los modelos europeos más vendidos, como el Volkswagen Golf, Renault Clio y Ford Fiesta, nueve de cada diez fabricantes han aprobado los neumáticos del fabricante alemán.

Los productos de la compañía también son los elegidos entre los fabricantes de coches deportivos y súper deportivos, como Porsche, Maserati y AMG. Rolls Royce y Maybach, así como los modelos de vehículos eléctricos de Audi, Tesla y Renault. Pero la lista de clientes de Continental no se limita a los fabricantes europeos, y su porfolio se extiende a países asiáticos, con fabricantes como Hyundai.

Además, Continental acaba de recibir nuevas homologaciones para los neumáticos de equipo original, como el e-tron o el Q8 / SQ8 de Audi, en sus neumáticos de verano e invierno, o los modelos X7, X3M, X3 y Z4 de BMW. El Rolls Royce Cullinan sale de la fábrica con neumáticos desarrollados por el departamento de desarrollo en Hanover-Stöcken, y ahora Porsche también confía en la experiencia de los ingenieros de Continental para sus neumáticos de invierno.

En colaboración con los fabricantes de automóviles, los prototipos se desarrollan y se prueban hasta que el neumático personalizado se convierte en una combinación perfecta. Dichos neumáticos también tienen marcajes especiales de la marca fabricante del vehículo para garantizar las máximas prestaciones. El identificador "MO", por ejemplo, significa homologado por Mercedes, mientras que los productos para BMW están identificados con un asterisco “*”.

Los buenos resultados de esta estrecha relación con los fabricantes de vehículos es la experiencia de los ingenieros de Continental y la participación de colegas de otras divisiones de la compañía, como los especialistas en frenos y chasis de la División de Chasis y Seguridad. Al mismo tiempo, el desarrollo de productos de equipo original ayuda a los ingenieros a identificar con anticipación las nuevas tendencias en la industria y adaptarse a ellas. La experiencia demuestra, según Continental, que cuando los conductores deben cambiar de neumáticos, eligen el mismo modelo con el que se entregó su automóvil de origen.