Volkswagen Financial Services ha adquirido una participación del 60% en FleetCompany, que opera con la marca FleetLogistics a nivel mundial en más de 70 países. El 40% restante de las participaciones de la compañía estarán bajo el control del hasta ahora único accionista, TÜV SÜD.

“Junto con nuestro partner estratégico TÜV SÜD, unificaremos y seguiremos desarrollando nuestras ofertas de movilidad para clientes de flotas. El fuerte enfoque internacional de FleetLogistics, en particular, complementa de forma excelente nuestras actividades globales en el ámbito de los servicios financieros”, ha declarado Lars Henner Santelmann, presidente del Comité Ejecutivo de Volkswagen Financial Services.

Los dos accionistas han acordado mantener la neutralidad de la marca de FleetLogistics. El objetivo es crear una gama completa de productos y servicios para el cliente en la que gestión de viajes y flotas estén combinados. La conclusión de la transacción está pendiente de la aprobación de las autoridades antimonopolio competentes. Ambas partes han acordado no hacer público el precio de compra.

FleetLogistics, fundada en 1996, emplea a 360 personas en todo el mundo y opera en más de 70 países, con una cartera de cerca de 200.000 vehículos

“Esta alianza estratégica nos permite ofrecer un valor añadido significativo a nuestros clientes de flotas. Hemos decidido transferir el actual modelo de negocio a la movilidad intermodal. Para ello, en el futuro seremos capaces de ofrecer servicios adicionales a partir de la Joint Venture. También hemos acordado conservar la neutralidad de marca de la cartera de vehículos y la independencia de las compañías de leasing”, señala Patrick Fruth, consejero delegado de la División de Movilidad de TÜV SÜD.

En el contexto del reenfoque estratégico, está previsto transferir el negocio de CarMobility, una filial controlada a 100% de Volkswagen Financial Services, a FleetLogistics. CarMobility ha operado en Alemania como compañía de gestión de flotas independiente desde 2006, y tenía cerca de 40.000 contratos en sus cuentas a finales de 2018.