Bosch, Mercedes-Benz y el operador de parkings Apcoa quieren introducir, en el futuro, el estacionamiento sin conductor y completamente automatizado en el aeropuerto de Stuttgart (Alemania). Con este fin, el sistema Automated Valet Parking (AVP), desarrollado conjuntamente por Bosch y Mercedes-Benz, debe estar listo para su comercialización.

El nuevo Clase S de Mercedes-Benz es el primer vehículo de serie del mundo que equipa la tecnología requerida para el futuro AVP basado en infraestructura. Como equipamiento extra, los clientes pueden comprar la preinstalación para lo que la compañía llama Intelligent Park Pilot, que permite que este modelo sea capaz de recibir un comando de smartphone para conducir hasta una plaza de aparcamiento previamente reservada.

El aparcamiento P6 del aeropuerto de Stuttgart servirá como piloto para el Automated Valet Parking. Las empresas probarán cómo la tecnología a bordo del Clase S interactúa con la infraestructura inteligente de Bosch y Apcoa Flow, la plataforma digital proporcionada por el operador de aparcamientos Apcoa que permite que el proceso de estacionamiento se realice sin tickets y sin dinero en efectivo. El objetivo de este ensayo con vehículos nuevos de la Clase S es garantizar que las interacciones entre coche, tecnología de la infraestructura y operador del aparcamiento se desarrollen sin problemas y estén optimizadas para el cliente.

aeropuerto stuttgart aparcamiento sin conductor 2

Para la fase de pruebas, el parking P6 dispondrá inicialmente de dos espacios para vehículos dotados de aparcamiento automatizado. Cuando el aparcamiento sin conductor se convierta en un equipamiento estándar, tal como está previsto en el futuro, y a medida que aumente su demanda, se agregarán más espacios. Además, el parking piloto del aeropuerto de Stuttgart será el estreno para las nuevas cámaras de vídeo de Bosch que pueden identificar plazas de aparcamiento vacías, monitorizar el carril de conducción y su entorno, y detectar obstáculos o personas. Hasta ahora, se habían utilizado sensores lidar para este propósito. En el parking, un centro de control específico calcula la ruta que deben tomar los vehículos para llegar a una plaza libre disponible.

Gracias a la información que brindan las cámaras, también es posible que los automóviles circulen solos por el parking, incluso en rampas estrechas, lo que les permite moverse entre diferentes plantas. La tecnología a bordo del vehículo convierte autónomamente la información de la infraestructura en maniobras de conducción. Si, por ejemplo, las cámaras detectan un obstáculo inesperado, el vehículo realiza una frenada de emergencia de forma segura.

Además, Apcoa Flow, la plataforma digital del operador de aparcamientos Apcoa, desempeñará un papel clave en el estacionamiento sin conductor en el aeropuerto de Stuttgart. Los conductores ya están usando la plataforma para ayudar a reducir el estrés de aparcar. Esto se extiende desde reservar una plaza de aparcamiento, hasta la entrada sin contacto en el parking, así como al pago, la facturación y la salida sin contacto de manera totalmente automatizada. El sistema reconoce el vehículo y las barreras se abren automáticamente, lo que hace innecesarios los tickets o tener que ir a la máquina expendedora.