Desde septiembre de 2020, en Europa todos los nuevos modelos de vehículos deben estar equipados con un acceso seguro de diagnosis conforme al Reglamento 2018/858 de la UE. Esta normativa pretende proteger la electrónica del vehículo contra la manipulación y el acceso no autorizado. Tras FCA (Fiat Chrysler Automobiles), Mercedes-Benz AG, entre otros, está introduciendo ahora estas medidas de seguridad en un concepto de dos etapas. Mediante la actualización 2020/1.02, los talleres que utilizan el software de taller Bosch ESI[tronic] recibirán la actualización necesaria para realizar tareas completas de diagnosis, servicio y reparación sin restricciones, incluso en vehículos Mercedes-Benz.

Para cumplir con los requisitos de la mencionada normativa europea, los fabricantes de automóviles trabajan en conceptos de seguridad que, a menudo, incluyen restricciones en el acceso a la electrónica del vehículo. Para este propósito y como primer paso, Mercedes-Benz AG está utilizando una extensión del llamado procedimiento Seed&Key. Este se basa en un algoritmo especial que se requiere para habilitar las funciones protegidas. El modo operativo es similar al de una ‘gateway’ de seguridad. Sin embargo, la solución de Bosch no requiere ningún registro en el portal del fabricante del vehículo. Sin el desbloqueo, ciertas funciones, como la calibración de los sistemas de asistencia al conductor, se bloquearán y el acceso futuro se limitará a la identificación de la ECU, la lectura de los valores reales, así como la lectura o eliminación de la memoria de fallos. Varios modelos de Mercedes-Benz producidos a partir del último trimestre de 2019 ya están equipados con Seed&Key.

Las actualizaciones periódicas del software de taller Bosch ESI[tronic] permiten que los talleres continúen trabajando sin ninguna restricción en vehículos Mercedes-Benz protegidos mediante Seed&Key. No se requieren datos de acceso especiales, ni es necesario registrarse a través del portal del fabricante del vehículo. Para su desbloqueo, el taller solo necesita una conexión a internet y un equipo de diagnosis Bosch de la generación actual, tales como los KTS 560, 590 o 350. A partir de mediados de 2020, el KTS 250 también admitirá esta función.

A lo largo del año, Mercedes-Benz AG prevé desarrollar aún más su concepto de seguridad con un segundo paso. Los usuarios de ESI[tronic] serán informados a su debido tiempo.

Bosch ya había adaptado su software de taller para trabajar en vehículos FCA (Fiat Chrysler Automobiles) con Security Gateway con el Service Pack 2019/03. En este caso, la conexión a internet se utiliza para intercambiar certificados de seguridad entre los modernos testers de diagnosis KTS de Bosch, tales como KTS 560, 590 y 350, así como, a finales de 2020, el KTS 250, y el servidor del fabricante del automóvil, lo que otorga acceso a la electrónica del vehículo. En línea con las normas de FCA, cada mecánico debe registrarse con antelación para obtener una licencia de pago para la activación. Tras esto, el ESI[tronic] se puede usar como de costumbre para realizar diagnosis integrales en vehículos protegidos FCA.