El grupo español Istobal, especializado en soluciones de lavado y cuidado para la automoción, ha destacado la importancia de llevar a cabo una limpieza exterior e interior del automóvil a conciencia antes de realizar cualquier proceso de desinfección, ya que la materia orgánica presente en las superficies dificulta la efectividad de los productos desinfectantes.

La compañía española ha lanzado una serie de recomendaciones para higienizar el automóvil de forma segura tras las vacaciones y de cara a la vuelta al cole. En este sentido, ha señalado que, según indica la OMS (Organización Mundial de la Salud), la limpieza es un primer paso esencial en los procesos de desinfección de superficies al eliminar patógenos y reducir la carga vírica. La materia orgánica puede impedir el contacto directo de un desinfectante con una superficie e inactivar las propiedades germicidas o el modo de acción de varios desinfectantes.

Por este motivo, Istobal recomienda realizar una limpieza profunda, tanto del exterior como del interior del coche, como paso previo para una correcta y efectiva higienización del vehículo. Además, recuerda que en España la suciedad presente en el coche puede ser motivo de sanción si influye en la visibilidad al volante.

La compañía aconseja asimismo acudir a instalaciones de lavado de confianza que empleen equipos y productos efectivos para la higienización de vehículo y aptos para todas las superficies. Para coches particulares, recomienda en general una higienización exterior completa cada 15 días o higienizar frecuentemente las principales partes de contacto del exterior del vehículo. En cuanto a la higienización interior, la frecuencia recomendada es al menos una vez a la semana, aunque dependerá del uso que se le dé al vehículo y de las personas que se desplacen en su interior.

Teniendo en cuenta la distribución habitual de las instalaciones de lavado, en vehículos particulares se puede empezar con una limpieza e higienización exterior para abordar, posteriormente, la interior. En el caso de vehículos que transporten personas adicionales al usuario principal (como taxis, VTC, vehículos de carsharing, vehículos sanitarios y de emergencias, entre otros) se aconseja realizar en primer lugar la higienización interior para preservar la seguridad de empleados y clientes.

En las instalaciones de lavado se pueden encontrar programas específicos para la higienización en puentes y centros de lavado a presión de Istobal como complemento final a un programa de lavado habitual, además de pulverizadores para rociar producto desinfectante sobre la superficie del vehículo. Las manillas de las puertas, maleteros y retrovisores son los principales puntos a tener en cuenta en una higienización exterior del coche. Una vez realizado el proceso de higienización, se recomienda no aclarar el coche para dejar actuar al producto desinfectante.

En referencia a la higienización interior, Istobal recomienda evitar el uso de geles hidroalcohólicos, ya que pueden dañar determinadas superficies del vehículo, así como resecar el material de los salpicaderos y afectar a pantallas o plásticos. Para asegurar una mayor efectividad de la higienización interior, también es primordial realizar primero una limpieza a fondo del interior, vaciando el coche de todos los objetos innecesarios, aspirar a fondo todo el habitáculo, limpiar las alfombrillas y el resto de las superficies como el salpicadero y las tapicerías.

A continuación, Istobal aconseja iniciar el proceso de higienización interior con un pulverizador manual con producto desinfectante para rociar el interior del vehículo, poniendo especial atención a las zonas de mayor contacto como son el volante, el cambio de marchas y el freno de mano. Otros puntos también importantes son: tiradores de las puertas, botones de apertura y cierre del vehículo y regulación de retrovisores, cinturón de seguridad, asientos, reposabrazos, control de equipo de sonido y climatización, pantalla táctil, tallos de la columna de dirección, como intermitentes o limpiaparabrisas, palancas de ajuste del asiento, alfombrillas, las rejillas de ventilación, ventanillas, espejos retrovisores y las llaves del coche.

La compañía española recomienda pulverizar de forma uniforme y a conciencia todas las superficies dejando las puertas del coche abiertas, las ventanillas bajadas y dejar actuar el producto durante 5 minutos. A continuación, será necesario retirar el exceso del producto que pueda quedar con un paño absorbente o, en su defecto, con papel.

Para la higienización interior, Istobal también ha desarrollado equipos de ozono con los que se logra una higienización completa del habitáculo en 8 minutos, incluyendo el sistema de ventilación y filtro de partículas, empleando la recirculación del aire del vehículo. Este equipo, además, elimina por oxidación los malos olores.