“El taller de hoy en día necesita reducir los tiempos de investigación de averías ocultas en el vehículo para aumentar la eficiencia de los trabajos de mantenimiento y reparación. Además, debe poder trasmitir al cliente los resultados de la diagnosis de forma rápida, objetiva y eficaz”. Así lo destacan desde Snap-on Business Solutions, que destaca el uso del videoscopio como algo esencial para lograrlo.

Este equipo óptico tiene una fuente de luz y una cámara de vídeo en miniatura en el extremo de un tubo flexible, haciendo posible la captura de vídeo o imágenes fijas en el interior de zonas de difícil acceso. Dicha posibilidad para su análisis inmediato o posterior, distribución o archivo, es, además, “una ventaja indiscutible”, según sus responsables.

La evolución de las tecnologías ha tenido también impacto en el videoscopio, con capacidad de llegar más lejos y con mejor definición, hace que su uso sea cada vez más diverso y eficaz. Poder investigar desgastes o averías ocultas en el motor, control óptico de soldaduras y/o corrosión en zonas no desmontables, evita la realización de trabajos innecesarios, resultando en un aumento de la eficiencia del operario y, consecuencia, de la rentabilidad del taller.

Inspeccionar a través del orificio de la bujía en la culata, de la cabeza del pistón, paredes de cilindros, válvulas, inyectores; inspección de turbocompresores; inspección de árboles de levas; inspección desgaste o roturas de engranajes de distribución, cajas de cambio, grupos cónicos; fugas de refrigerante, y aceite en zonas de difícil acceso; fugas de gas de A/A en el interior del salpicadero; mecanismos de cerraduras o elevalunas en el interior de puertas; cualquier otra zona oculta o de difícil acceso, etc. “Todo esto son tareas que resultan más sencillas con la utilización de un videoscopio, a la vez que podemos suministrar una mejor diagnosis a nuestros clientes aumentando su satisfacción y confianza”, subrayan desde Snap-on Business Solutions.

El nuevo Videoscopio BK 8500 de Snap-on permite reducir la investigación de averías o desgastes ocultos entre dos y cuatro horas, accediendo a todo tipo de zonas de inspección gracias a sus cuatro cámaras intercambiables de 3,8 mm. Ø a 8,5 mm. Ø, que cuentan con una fuente de luz LED o UV; posibilidad de capturar imágenes y vídeos en sistema digital de alta definición VGA y guardarlos en el equipo e, incluso, añadirle texto o audio; pantalla grande LCD de 5”, que permite un análisis detallado con cuatro modos de enfoque; transmisión de imágenes vía Wi-Fi compatible con App IOS/ Android y Windows; y posibilidad de salida analógica de vídeo para mayor conectividad con todo tipo de pantalla.