Es muy necesario que los vehículos antiguos tengan la inspección técnica al día, ya que cuanta más antigüedad, mayor probabilidad de tener defectos graves. Y el invierno no ayuda, según destacan desde Aeca-ITV. De hecho, las ITV evitan al año 170 víctimas mortales, cerca de 11.000 heridos y al menos 11.000 accidentes de tráfico.

En Aeca-ITV ofrecen algunos consejos para que este invierno y estas Navidades los conductores no tengan ningún susto:

1.- Neumáticos. El año pasado un total de 386.312 vehículos de los que pasaron la ITV tenían defectos leves y 1.491.922 defectos graves por llevar mal las ruedas, ejes, neumáticos y suspensión. En las inspecciones de ITV revisan si los neumáticos están mal montados, no homologados; neumáticos diferentes montados en el mismo eje; dibujo con un grosor menor a lo permitido; desgaste excesivo por un lado del dibujo,... Porque tras alumbrado y señalización, los defectos graves más frecuentes en 2016 fueron en ejes, ruedas, neumáticos y suspensión con 1,5 millones de defectos graves (21% del total).

2.- Cadenas. Es muy importante llevarlas, pero tanto cómo saber ponerlas.

3.- Estar a nivel... en todo. En el líquido anticongelante. Si no es adecuado, con las bajas temperaturas, puede congelarse el agua del radiador lo que impedirá arrancar el motor. Tampoco hay que desatender el resto de líquidos del coche: frenos, dirección asistida, aceite, caja de cambios,...

4.- Alumbrado. Una bombilla fundida de un faro, de un intermitente, de la matrícula trasera, de la marcha atrás, de freno o de la luz antiniebla trasera pueden poner vidas en peligro. Casi el 40% de los fallecidos en accidentes de circulación se producen durante el crepúsculo y la noche. El año pasado se detectaron 1,6 millones de defectos graves en alumbrado y señalización, un 24% del total.

5.- Limpiaparabrisas. Esenciales para que tengamos buena visibilidad cuando llueve o nieva. Las escobillas pierden efectividad a los seis meses de su uso y conviene cambiarlas antes de un año. Circular con ellas en mal estado puede reducir la visibilidad en un 30%.

6.- Frenos. Con lluvia la distancia de frenado se duplica y con hielo se multiplica por diez. En 2016, el 15% de los defectos técnicos graves detectados en los vehículos fue en los frenos. En total, un millón de defectos graves.