Motul impulsa su gama 8100 de lubricantes para el automóvil, 100% sintéticos, con nuevas actualizaciones en base a las necesidades del mercado y con el foco puesto en minimizar el impacto medioambiental: los lubricantes 8100 X-CLEAN GEN2 5W40, 8100 ECO-CLEAN 0W20 y 8100 ECO-CLEAN 0W30.

En primer lugar, la compañía ha reformulado el lubricante 8100 X-CLEAN para BMW, debido a los cambios realizados por la marca en sus tests de motor y homologación de productos, convirtiéndolo en el 8100 X-CLEAN GEN2 5W40, con una homologación actualizada y cumpliendo así con los nuevos requisitos. Una normativa muy estricta que excluye productos que no actualicen su formulación. También ha actualizado las homologaciones aumentando la cobertura Mercedes Benz (229.52 y 226.5).

Por otro lado, el 8100 ECO-CLEAN 0W20 también se ha visto modificado para BMW, con la nueva normativa BMW LL-17 FE+ para todos los motores N20 y Bx8. En este caso, cubre y reemplaza la norma de BMW LL14 FE+ para motores BMW y Mini de gasolina. Por último, se ha realizado una mejora en la formulación del 8100 ECO-CLEAN 0W30 añadiendo la normativa Land Rover ST.JLR.03.5007.

Las normativas europeas exigidas a los fabricantes de automóviles -Euro 4, Euro 5 y Euro 6- están cubiertas con la gama 8100, que refleja tanto una reducción de las emisiones de CO2 y cenizas sulfatadas, como una caída en el fósforo y azufre, repercutiendo en una mejora en la calidad de aire, y que también provoca un ahorro en el consumo de combustible y de lubricante.

Para lograr todos estos requisitos, la gama 8100, en permanente actualización, está integrada “por lubricantes de altas prestaciones desarrollados para otorgar el máximo rendimiento al motor, evitando el desgaste de sus diferentes partes y proporcionando los aditivos necesarios para una limpieza eficaz del mismo y una excelente lubricación”, destacan desde Motul.

Los productos de esta gama se caracterizan por su versatilidad, ya que ayudan a cubrir las normativas exigidas de una amplia selección de vehículos con una cantidad mínima de referencias, lo que provoca que sea una opción muy apreciada por los distribuidores multimarca y por los clientes de mercados de repuestos independientes. En este sentido, los aceites de la gama 8100 están homologados para el 95% de los vehículos y cuentan con más de 65 homologaciones de OEM.