Alfa Romeo mostró, con motivo este año del Salón del Automóvil de Ginebra, el nuevo Spider 4C, la versión convertible del clásico que monta bujías NGK. La producción del vehículo está prevista para el 2015.

Este atractivo y ligero deportivo de tracción trasera, con motor de cuatro cilindros turbo gasolina de 240 cv, ha sido mejorado y tiene una aceleración de 0 a 100 km/h en tan sólo 4,5 segundos. Además, puede alcanzar una velocidad máxima superior a 250 km/h. Para este motor, Alfa Romeo eligió la bujía ILKAR7D6G de NGK.

NGK, destacado fabricante mundial de bujías, desarrolló esta bujía exclusivamente para los motores de inyección directa T-Jet 16V del Grupo Fiat en 2009.

Desde entonces, la ILKAR7D6G ha conseguido continuamente cumplir con las altas exigencias de Alfa Romeo y otras marcas del grupo en términos de seguridad de encendido, rendimiento, capacidad de recuperación y máximo rendimiento bajo el capó en los coches, como el Lancia Delta o el Alfa Romeo 159, Alfa Romeo Spider, Giulietta y 4C.

La referencia ILKAR7D6G es una bujía con doble metal precioso. En este sentido, una punta de iridio en el electrodo central ofrece una excelente accesibilidad a la mezcla aire/combustible, siendo prácticamente inalterable a la erosión producida por las chispas o la corrosión.

El electrodo de masa está equipado con una pequeña inserción de platino, que también ofrece una mayor resistencia contra el desgaste. En consecuencia, la separación entre electrodos de 0,6 mm. se mantiene sin cambios a lo largo de toda la vida de servicio.

Además, la bujía ILKAR7D6G cuenta con una rosca larga de 12 mm. de diámetro y un hexágono de 14 mm., un diseño que permite un espacio más grande de los conductos de refrigeración del motor, facilitando su instalación dentro del motor.