Bosch y el RACC están colaborando para advertir a los usuarios sobre conductores que circulan en sentido contrario. Con la aplicación de tráfico RACC Infotransit, con más de 330.000 usuarios, los conductores pueden evitar atascos, saber dónde están los radares fijos de velocidad, localizar las gasolineras más cercanas, contactar con la asistencia del RACC en caso de avería y, ahora también, ser advertidos de los conductores que circulan en sentido contrario, también llamados “conductores kamikaze”, o de si ellos mismos han entrado por error en sentido contrario en una autopista.

Entre 2014 y 2018, según los datos de accidentalidad de la DGT, en España se produjeron de media unos 17 accidentes frontales anuales en autopistas y autovías con vehículos involucrados que circulaban en sentido erróneo al de la marcha. Estos accidentes provocaron de media diez muertos y doce heridos graves al año. A pesar de que este tipo de accidentes no es muy frecuente, cuando se producen son de mucha gravedad. Según un estudio del RACC basado en los datos de la DGT, la accidentalidad grave es diez veces más elevada que en el total de accidentes en carretera y la mortalidad es hasta 20 veces superior.

En Europa, se producen unos 4.500 accidentes de este tipo cada año. Casi un tercio de los incidentes de conductores en sentido contrario terminan después de que el vehículo haya recorrido tan solo 500 metros. Sin embargo, se necesitan varios minutos para que las alertas se emitan por radio y, para entonces, ya es demasiado tarde. En cambio, esta aplicación desarrollada por Bosch e integrada por el RACC detecta un promedio de 20 situaciones de conducción en sentido contrario cada semana en toda Europa, y tiene la capacidad de avisar automáticamente a todos los conductores que la tengan instalada y se encuentren en el camino del conductor equivocado.

racc bosch aplicacion

Para alertar a los conductores que circulan equivocadamente en sentido contrario y a otros automovilistas que se encuentren en las proximidades lo más rápidamente posible, Bosch ha desarrollado una solución de advertencia al conductor basada en la nube, que se puede implementar en cualquier aplicación para smartphone.

Para detectar si un vehículo circula en la dirección incorrecta de la carretera, el sistema compara los movimientos reales del vehículo con la dirección permitida de la vía al pasar o incorporarse a la zona de entrada de las autopistas o autovías. Si los dos bloques de información no coinciden, a través de la aplicación RACC Infotransit se alerta, tanto visual como acústicamente, al conductor que circula erróneamente y, al mismo tiempo, también se lanza una alarma a los conductores de vehículos que se aproximan. El sistema es capaz de detectar que se está circulando en sentido equivocado y generar la advertencia en menos de diez segundos. Respecto a la aplicación, ésta debe de abrirse en primer o segundo plano para poder recibir las notificaciones.

Desde que se puso al servicio de los conductores el pasado mes de marzo, ya ha detectado once situaciones de este tipo en España, a pesar de la drástica reducción de la movilidad que se registró en los primeros meses de la pandemia del Covid-19.