Las primeras cajas de cambio para automóviles refabricadas ya han salido de las líneas de producción de 'T C Automoción Sostenible, S.L.' (TCMATIC), empresa navarra que arrancó la actividad la primera quincena de junio en sus nuevas instalaciones del Polígono Comarca II de Pamplona.

La firma ocupa una nave de 2.500 m2, dotada con moderna maquinaria y utillajes para abordar la reparación y refabricación de cajas de cambio automáticas para automóviles, operaciones concebidas como un proceso industrial que se sustenta sobre una contrastada experiencia en la gestión empresarial, la tecnología más avanzada, un equipo experto en este tipo de tareas y las más estrictas exigencias de calidad.

Mediante esta visión diferencial, TCMATIC entra a competir en un mercado en el que operan talleres especializados y otras instalaciones con procesos y métodos artesanales. Asimismo, aspira a convertirse, a medio plazo, en una empresa de referencia europea en un mercado en progresivo y constante crecimiento.

La refabricación aporta importantes beneficios, recupera piezas valiosas, sustituye las dañadas y da nueva vida a un componente de automoción tan crítico como es la caja de cambios, aportando la fiabilidad, la calidad y garantía de un primer equipo, pero a precios sensiblemente más económicos.

Pero no es un proceso sencillo, pues requiere técnicos expertos y utillajes avanzados. TCMATIC en esta primera fase ha reunido un equipo de ingenieros en mecánica, en telecomunicaciones, técnicos expertos en electrónica, diagnosis y programación y mecánicos con años de experiencia en este producto.

Dispone de la última tecnología, procedente de proveedores europeos y estadounidenses, para abordar los diferentes procesos que se siguen en la sección de reconstrucción de cajas de cambio, convertidores de par y cuerpo de válvulas.

En cada uno de estos procesos se realizan tareas específicas de control de calidad que culminan, ensamblada de nuevo la caja de cambio, en el banco de pruebas (diseñado y fabricado a medida) donde se lleva a cabo un exigente programa final de verificaciones.

Las cajas de cambio, superados los controles de verificación y de calidad, pasan a la zona de expedición, desde donde se remiten a los de talleres.