La multinacional Vestel, a través de su filial española, ha sido seleccionada por Iberdrola, entre otros proveedores, en la licitación para la fabricación y suministro de cargadores de vehículos eléctricos para el periodo 2020 y 2021.

Vestel proveerá a Iberdrola sus modelos de cargador de la familia EVC04 Basic y Smart. El ámbito de actuación será tanto para Iberia como Italia y Reino Unido, con la posible ampliación a otros países no europeos.

Iberdrola sigue apostando por la electrificación del transporte en su estrategia de transición hacia una economía descarbonizada, como palanca clave para la reducción de las emisiones y la contaminación, así como para la recuperación verde en el mundo postCovid.

La compañía despliega un plan de movilidad sostenible, con una inversión de 150 millones de euros, con el que intensificará el despliegue de puntos de recarga para vehículos eléctricos en los próximos años. La iniciativa prevé la instalación de cerca de 150.000 puntos de recarga, tanto en hogares como en empresas, así como en vía urbana, en ciudades y en las principales autovías en los próximos cinco años.