Ya han pasado 50 años desde que se fundó la sociedad Konz Ibérica, el núcleo en España de lo que más tarde se convertiría en Euromaster, la mayor red europea de servicios de neumáticos.


La historia comenzó un 15 de febrero de 1963 en Sevilla, cuando apenas tres fabricantes de neumáticos operaban en España. Uno de ellos, Michelin, adquiriría la empresa cinco años después, en 1968. Konz Ibérica pasó de contar con varios talleres en Andalucía a una gran red de 110 centros por toda la Península e Islas Baleares en 1990, expansión geográfica que motivó la constitución de oficinas regionales.
En 1992 Konz Ibérica se incorporó a la red Euromaster que constituyó Michelin en los principales países europeos, y de la que adoptó el nombre: Euromaster.
La experiencia internacional aceleró la transformación de la red, que en 1995 trasladó su centro de operaciones a Madrid. A la vez que se desarrollaban e incorporaban muchos avances hoy habituales en la gestión de flotas.
Hoy día, desde las oficinas centrales de Madrid, se dirigen también las operaciones de Portugal, donde se ha lanzado el proyecto de Euromaster amparándose en su nueva fórmula de franquicia.
Euromaster ha ampliado su actividad como especialista enl neumáticos para ofertar servicios de mantenimiento integral. Bajo la marca de Euromaster operan hoy en día más de dos mil talleres, 525 de ellos en España y Portugal.