El número de vehículos eléctricos en las carreteras del mundo aumentó a una cifra récord de 2 millones el año pasado, frente al millón que había en circulación el año anterior, según un detallado estudio de la Agencia Internacional de Energía (AIE). A pesar de esta cifra, el parque global de automóviles eléctricos representa sólo el 0,2% del número total de coches en circulación en el mundo.

“Tienen un largo camino por recorrer antes de llegar a números capaces de hacer una contribución significativa a los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero”, dijo la IEA. “Para limitar los aumentos de temperatura por debajo de 2 grados centígrados para finales del siglo, el número de coches eléctricos tendrá que llegar a 600 millones en 2040“, agregó.

Según el organismo, las mejoras en la investigación y el desarrollo y la producción en masa se traducen en menores costes de batería, y esta tendencia debería continuar, lo que debería, a su vez, reducir la brecha de competitividad de costes entre los vehículos eléctricos y los motores de combustión interna.

Hay una “buena oportunidad” de que el stock mundial de automóviles eléctricos pueda alcanzar estimaciones de entre 9 y 20 millones para el año 2020 y entre 40 y 70 millones para 2025, dice el informe.

El mercado del automóvil eléctrico sigue concentrado en un número limitado de países. En todo el mundo, el 95% de las ventas de automóviles eléctricos se realizan en sólo diez países: China, Estados Unidos, Japón, Canadá, Noruega, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Países Bajos y Suecia. El año pasado, China superó a Estados Unidos como el país con el mayor stock de vehículos eléctricos, con alrededor de un tercio del total mundial, según el informe.

A pesar de que los costes de las baterías han caído desde 2009, siguen siendo un componente importante del precio final del vehículo. Por lo tanto, los incentivos financieros, tales como descuentos o exenciones fiscales, son importantes para apoyar el despliegue de automóviles eléctricos, dice la Agencia