A pesar de la difícil situación económica en la que se encuentra Europa y la menguante demanda del mercado, Apollo Vredestein ha conseguido alcanzar un notable crecimiento en sus beneficios netos durante el año fiscal 2012-2013 en comparación con 2011-2012. En este sentido, las ventas netas de 2012-2013 se han mantenido estables, con 425,5 millones de euros en comparación con 2011-2012 (426,9 millones de euros).

Además, los beneficios operativos de 2012-2013 aumentaron 20% hasta los 61,9 millones de euros (2011-2012: 51,3 millones de euros). Y los beneficios netos de 2012-2013 se incrementaron un 27%, de 36,5 millones a 46,6 millones de euros.
El mercado de neumáticos de sustitución en Europa cayó un 13% durante el año fiscal 2012-2013 con menos ventas en prácticamente todas las categorías. "Al tener los inventarios muchos neumáticos, los clientes no se arriesgaron a realizar grandes pedidos de neumáticos de verano. Además, la llegada tardía del frío debilitó la temporada de invierno", explican desde la firma.
En cuanto a los volúmenes, la venta de neumáticos para vehículos de pasajeros disminuyó un 4% mientras que los agrícolas lo hicieron en un 11%. Sin embargo, la cuota de mercado de la empresa aumentó y las ventas combinadas consiguieron que los precios medios de venta aumentaran.