Los mayores gastos en las operaciones de transporte son los de combustible y personal, pues cada uno representa alrededor del 30% de los costes totales de la flota.

Los neumáticos influyen en el consumo de combustible de manera significativa: de todos los factores variables que pueden afectar al gasto de un vehículo, alrededor de un tercio está relacionado con la resistencia a la rodadura de los neumáticos.

Es más, la banda de rodadura del neumático es responsable de alrededor del 45% de la resistencia a la rodadura de los neumáticos y, por tanto, del consumo de combustible.

Por ello, seleccionar correctamente los neumáticos, optando por bandas de rodadura con baja resistencia a la rodadura, supone una importante decisión empresarial.

Mediante FuelTech, Bandag ha formulado la respuesta perfecta a los problemas de costes de las flotas. Se trata de una nueva gama de bandas de rodadura que combina una resistencia mínima a la rodadura con una larga vida útil del neumático.

"Los recauchutados FuelTech proporcionan a las flotas de camión una doble ventaja: ahorro en el consumo de combustible más unos costes bajos en la vida útil total de los neumáticos con los beneficios ecológicos del recauchutado", asevera Harald Van Ooteghem, Director Senior de Planificación de Marketing de Bridgestone Europa.

De hecho, los recauchutados Bandag proporcionan de media un 30% de menor coste por kilómetro que los neumáticos nuevos, y requieren un 70% menos de materia prima para su fabricación, lo que reduce drásticamente las emisiones de CO2 durante la producción.

Recalcar que los diseños FuelTech se fundamentan en la exitosa gama de neumáticos de camión Ecopia de Bridgestone, la línea de producto de neumáticos de la firma nipona de menor consumo de combustible para camión.