El Grupo Bridgestone anunció el desarrollo de una nueva tecnología para la estimación del desgaste del neumático y la profundidad de la banda de rodadura. Esta innovadora tecnología está basada en el concepto Contact Area Information Sensing (CAIS).

 

Recordemos que cuando la banda de rodadura del neumático se desgasta, la capacidad de agarre del neumático en superficies mojadas puede disminuir, aumentando potencialmente las situaciones con poca tracción. Además, un neumático que ha sufrido un desgaste extremadamente desigual o desequilibrado tiene mayor riesgo de provocar el mal funcionamiento del vehículo.

La nueva tecnología utiliza sensores colocados en el interior de los neumáticos para obtener información sobre los cambios en el estado de la banda de rodadura durante la conducción normal. Mediante el análisis de esta información, esta tecnología valora las condiciones de desgaste de la banda de rodadura y proporciona a los conductores una monitorización en tiempo real de las condiciones del neumático.

Al proporcionar a los conductores información de los neumáticos en tiempo real, tales como cuánto resta para que la profundidad del dibujo de la banda de rodadura alcance su límite y si los neumáticos están experimentando un desgaste desigual, la tecnología de Bridgestone contribuirá a la mejora de las condiciones de la conducción, permitiendo a los usuarios valorar el momento más adecuado para el cambio de los neumáticos.

De la misma forma, esta tecnología ayuda a prevenir el desgaste irregular al permitir a los usarios detectar mejor el momento óptimo para la rotación de los neumáticos, lo cual les permitirá utilizar sus neumáticos durante el mayor tiempo posible sin malgastarlos.