Bridgestone, iniciada ya la temporada de vacaciones, pone especial énfasis en la importancia que tienen los neumáticos para la seguridad. Mantener los neumáticos en buenas condiciones es fundamental en todo momento, pero lo es más aún cuando se van a emprender largos viajes.

Las miles de inspecciones gratuitas realizadas por Bridgestone en toda Europa han puesto de manifiesto que el 78% de los vehículos llevan los neumáticos en condiciones que no son aptas para circular por carretera. Es por esta razón que la firma recomienda a los conductores revisar sus neumáticos antes de emprender viaje este verano.

Tres rápidos controles son todo lo que, normalmente, se requiere para garantizar un viaje seguro, agradable y sin preocupaciones:

-          Comprobar la profundidad del dibujo de la banda de rodadura.

-          Comprobar la presión de los neumáticos.

-          Comprobar la existencia de daños o desgaste.

Los resultados de las recientes inspecciones de seguridad, realizadas a 28.700 neumáticos por Bridgestone en toda Europa, revelaron unas estadísticas alarmantes. Por ejemplo, más del 28% de los conductores circulan con un nivel de presión bajo o con un desgaste por debajo del mínimo legal, poniéndose en serio riesgo a sí mismos, a sus pasajeros y a otros usuarios de la carretera.