La apuesta que realizó hace dos años la Real Federación Española de Automovilismo (RFEdeA), articulando por primera vez un proyecto dedicado a la promoción de nuevas promesas, se ha materializado con la puesta en marcha de un equipo nacional, el Rally Team Spain, respaldado por Pirelli.

La consecución del título de la Beca Junior R2, el certamen mixto, con pruebas de asfalto y tierra, que supone la piedra angular del programa federativo, ha servido a Efrén Llarena y Jan Solans (vencedores consecutivos de las dos ediciones celebradas hasta la fecha) para dar el salto, respectivamente, al ERC3 Junior y el Junior WRC. Los dos campeonatos de promoción más relevantes en la disciplina de los rallies, donde se encuadran, con el apoyo y el asesoramiento técnico de Pirelli, los futuros campeones del Europeo y el Mundial.

Efrén Llarena y Sara Fernández, los campeones inaugurales de la Beca Junior R2, adquirieron un bagaje muy valioso el pasado año, durante la primera andadura internacional del equipo español, que han puesto en valor desde principio de curso, a bordo del Peugeot 208 R2, gestionado por Mavisa Sport, con el que se han afianzado rally a rally como líderes del ERC3 Junior.

Jan Solans pirelli

El mismo concepto de coche escuela impera también en el Junior WRC. Un campeonato con casi dos décadas de historia, donde dieron sus primeros pasos las principales figuras de la actualidad, configurado como una monomarca gestionada por M-Sport (preparador oficial de Ford en el Mundial de Rallies), asociado desde el pasado año para este proyecto con Pirelli Motorsport.

El fabricante británico ha introducido esta temporada la nueva versión del Ford Fiesta R2T, un vehículo de tracción delantera, al igual que el Peugeot 208 R2 atmosférico con el que disputa Efrén Llarena el ERC3 Junior, equipado en este caso con un motor 1.0, tricilíndrico y turboalimentado, con el que Jan Solans, el primer piloto que inscribe el Rally Team Spain al Junior WRC, se ha convertido en la revelación del campeonato.

En su primera campaña internacional, el joven catalán, de 21 años, está superando sus propias expectativas rally a rally. Después de haber comenzado la temporada saldando su debut sobre nieve con un tercer puesto en Suecia, donde se adaptó a los Pirelli Sottozero de clavos, el barcelonés exhibió en el asfalto del Tour de Corse una velocidad superior al resto, que ratificaron la pasada semana sobre los empedrados caminos del Rally de Cerdeña, el primero sobre tierra del calendario. Jan Solans y su copiloto, Mauro Barreiro, gestionaron la carrera con acierto, adjudicándose una contundente victoria, refrendada además por la cantidad de triunfos parciales que encadenaron tramo a tramo.