La Copa del Mundo FIA GT ha puesto, este fin de semana, el punto final a la temporada de Pirelli en los campeonatos de GT. La espectacular cita de Macao se ha disputado siempre con los neumáticos de la firma italiana desde su primera edición, celebrada en 2015.

El compromiso de Macao con el automovilismo se mantiene inalterado desde 1954. Su trazado sigue siendo uno de los más espectaculares del calendario mundial, cerrando para la competición una larga pista que mezcla algunas zonas urbanas con serpenteantes virajes por las colinas que rodean la zona portuaria.

La edición 2017 de la prueba ha estrenado importantes cambios ideados para incrementar el prestigio del evento, que incluyen la limitación de inscripciones exclusivamente para coches con apoyo de fábrica y pilotos profesionales (aquellos que gozan del distintivo FIA oro o platino). Macao ha sido también la última parada de la larga tournée mundial que ha llevado a Pirelli junto a las mejores categorías Gran Turismo del panorama internacional.

El P Zero DHD ya ha demostrado su efectividad en multitud de formatos de competición, desde las carreras de una hora de la Blancpain GT Sprint a las de tres de su certamen Endurance, pasando por la verdadera prueba de fuego: las 24 horas de Spa. En Macao, este mismo producto se ha adaptado a diferentes tipos de asfalto, cada uno con un nivel de grip distinto. Además, el circuito permanece abierto al público durante la noche, lo que mantiene en la superficie su elevado grado de deslizamiento, y hace más importante que nunca la correcta puesta a punto de los coches.