Los fabricantes buscan desarrollar neumáticos que no sólo ofrezcan unas excelentes prestaciones, sino que también sean silenciosos, generando únicamente un nivel de ruido aceptable para la percepción del pasajero.

Para satisfacer estar expectativas, Continental introduce una nueva tecnología que reduce sustancialmente el ruido del neumático dentro del compartimento del vehículo. El secreto es un revestimiento que se añade al interior del área de la banda de rodadura al final del proceso de producción.

Esta capa de espuma posee un fuerte efecto de amortiguación en las ondas de sonido causadas por la rodadura del neumático, de tal modo que, sin importar sobre qué superficie se esté conduciendo el vehículo, el nivel de ruido alcanzado en el interior es nueve decibelios más bajo.

De la misma forma, debido a que todos los componentes del neumático y la banda de rodadura son los mismos de uno estándar, no hay diferencias en términos de prestaciones: frenada, manejo o comportamiento en mojado.

Audi será el primer fabricante en equipar un coche con esta tecnología. Lo hará en el A6 RS Avant y en el A7 RS Sportback, utilizando el ContiSportContact 5 P con tecnología ContiSilent.