Continental Corporation registró un inicio de año muy positivo, aumentando significativamente sus beneficios. Así, en el primer trimestre de 2014, el beneficio neto atribuible a los accionistas de la sociedad creció un 33,3%, con una cifra de 588 millones de euros. En este sentido, el beneficio por acción se elevó a 2,94 euros, mientras que en el mismo periodo de 2013 fue de 2,21 euros por acción.

Durante la presentación de los datos financieros del primer trimestre, Elmar Degenhart, Consejero Delegado de Continental, señaló que en los primeros meses del año, "una vez más demostramos que somos capaces de combinar nuestro crecimiento con creación de valor añadido: tenemos la intención de continuar en esta misma línea durante los próximos meses".

En la muestra de resultados durante la Junta General de Accionistas del 25 de abril, el fabricante ya había modificado al alza su perspectiva de alcanzar cómodamente un margen de beneficio antes de impuestos en 2014 superior al 10,5%, cuando las previsiones iniciales eran del 10%. Al mismo tiempo, se confirmó el objetivo de ventas de aproximadamente 35.000 millones de euros para el año fiscal 2014.

Destacar que en los primeros tres meses de este año, las ventas consolidadas aumentaron un 4,4% respecto al mismo periodo del año anterior, con una cifra de 8.400 millones de euros. A pesar de verse afectadas por el ciclo de consolidación y los tipos de cambio, que tuvieron de nuevo un impacto negativo relevante en el primer trimestre, las ventas se incrementaron hasta en un 8,3%.

A 31 de marzo, el beneficio antes de impuestos creció en casi un 21% respecto a 2013, con una cifra de 903 millones de euros. Esto corresponde a un margen del 10,8%, mejorando el 9,3% del año anterior. El beneficio ajustado antes de impuestos del primer trimestre subió un 19,7%, con 953 millones de euros y el margen de beneficios ajustado antes de impuestos ha sido del 11,4%, por encima del 10% registrado en los tres primeros meses de 2013.

De la misma forma, el consorcio Continental redujo su deuda neta a 4.200 millones de euros al final del primer trimestre, 47 millones de euros más baja que a finales de 2013 y casi 1.400 mil millones de euros menos que en el mismo periodo respecto al año anterior. En consecuencia, el coeficiente de solvencia mejoró, situándose en un 43,2% al cierre de marzo de 2014.

"Para que el fuerte rendimiento y los mejores resultados económicos de Continental se vean reflejados en las condiciones de financiación, hemos sustituido el volumen del préstamo anterior, que era superior a 4.500 millones de euros a finales de abril, por un nuevo préstamo sindicado de la misma cantidad con 31 bancos internacionales. Esto nos da más libertad de acción en materia de plazos de vencimiento", desveló el director de finanzas Wolfgang Schäfer.

El nuevo préstamo consiste en un crédito a largo plazo de 1.500 millones de euros y una línea de financiación renovable de tres mil millones de euros. Por otro lado, el margen de intereses se ha reducido casi a la mitad.