El fabricante de neumáticos Continental estuvo presente en el Salón del Automóvil de Madrid con la Escuela de Conducción Sportdrive, de la que es patrocinador. Todos los visitantes que se acercaron al certamen madrileño tuvieron la opción de participar en un curso de conducción gratuita de una hora de duración.

La Escuela de Conducción Sportdrive montó un pequeño mini circuito en la zona del parking, donde diez personas cada hora disfrutaron al volante de un Porsche Cayman S o Boxster S y de un Abarth 500.

Además, los visitantes al stand de Sportdrive pudieron contemplar de cerca dos espectaculares deportivos, un Audi R8 y un Ferrari F430. Todos los coches estuvieron decorados en negro y naranja, los colores corporativos de Continental, y llevaban adhesivos con su logo.

El curso constó de un pequeño briefing teórico y diversas pruebas de slalom, frenada con esquiva y zona de curvas con el objetivo de mejorar la seguridad y la técnica de frenada de los participantes. Estos cursos eran gratuitos y para participar bastaba con acercarse al stand de la Escuela de Conducción Sportdrive y apuntarse.