Continental lanza en Europa ContiPressureCheck, su nuevo sistema de monitorización de presión de neumáticos para vehículos comerciales. Este sistema reconoce pérdidas de presión casi imperceptibles en el neumático y avisa al conductor, ofreciéndole la oportunidad de actuar con rapidez para evitar posibles daños y mantener la presión de aire correcta mientras circula por carretera.

"Según varios estudios, más del 90 % de las averías en neumáticos se deben a pérdidas de presión en el mismo. Gracias a ContiPressureCheck ahora podremos eliminar de forma eficaz estos problemas", considera Herbert Mensching, Director de Marketing y Ventas de neumáticos de camiones para Europa, Oriente Medio y África (EMEA).

El sistema de control de presión del aire de Continental no sólo contribuye a evitar averías en los neumáticos, sino que también ayuda a reducir los costes de funcionamiento. En Alemania, los neumáticos de los vehículos comerciales tienden a ser inflados con una media de un 12 % menos de presión de aire del necesario. Esto aumenta la resistencia a la rodadura y hace que aumenten el consumo de combustible y las emisiones de CO2.

De hecho, incluso pequeñas faltas de presión aumentan la flexión de los neumáticos, aumentando su sobrecalentamiento, y reduciendo su vida útil. Por otra parte, una presión excesiva en el neumático incrementa el desgaste o causa deformaciones, factores que también disminuyen su vida útil.

ContiPressureCheck elimina estos problemas midiendo cada pocos segundos la presión del aire y la temperatura de cada neumático del remolque, mostrando los valores en la pantalla de información en la cabina del conductor. El sistema se compone de sensores integrados, procesador de datos y sistema de transmisión en un único módulo. Esta unidad está alojada en una carcasa de goma que se instala en el interior de la banda de rodadura. ContiPressureCheck puede instalarse en cualquier marca de neumáticos.