Aunque Jordi Boxes abrió sus puertas en 2010, el negocio recoge toda la experiencia de sus propietarios, dedicados desde hace 25 años a la automoción, 20 de los cuales con especial foco en el mundo del neumático. Transcurridos estos primeros nueve años de historia, la gerencia del proyecto ha apostado por emprender un paso adelante, abandonando su antiguo local para trasladarse a unas nuevas instalaciones con una superficie más grande dedicada a la atención a los usuarios, y que además cuenta con mayor espacio para almacén y oficinas. Este nuevo centro brindará una mayor proyección al negocio y aumentará la comodidad de sus clientes finales.

El taller se encuentra en el centro de Tárrega, Lleida, una localización fácilmente accesible, y exhibe unas instalaciones modernas, limpias y con gran proyección. A ello ha contribuido también su identificación con los colores corporativos de Driver acompañado de la imagen del partner principal Pirelli, red a la que ha pertenecido el punto de venta desde su inauguración.

El traslado a esta nueva ubicación no alterará el foco del negocio, especializado en los neumáticos y la mecánica rápida para turismos, SUV, 4x4, furgoneta y motocicleta. Un equipo formado por cuatro personas se ocupa de ofrecer el mejor servicio y atención a los usuarios finales.