El circuito de Mugello (Italia) siempre ha sido uno de los más apropiados para sacar lo mejor de los neumáticos Dunlop.

Los pilotos de Moto2 y Moto3, que se encontraron con los baches característicos y el alto agarre de la pista, tuvieron el reto de alcanzar el equilibrio adecuado de la moto al enfrentarse a la mezcla dinámica de curvas con cambios de altitud.

En Moto2 pudieron elegir entre el compuesto '302' blando para el neumático delantero o el compuesto '717 ' duro, que históricamente ha sido favorito para los corredores de esta categoría en el trazado transalpino.

Para los neumáticos traseros, los pilotos escogieron entre el compuesto '3855' medio, que ofrece una alta resistencia al desgaste y proporciona un agarre consistente, y el compuesto '3838' duro, que ya impresionó en 2012.

Ya en Moto3, los pilotos optaron por un nuevo compuesto duro para las cubiertas traseras, que logra tiempos de calentamientos más rápidos. El compuesto favorito 'M' también estuvo disponible para la parte trasera, junto con los neumáticos delanteros 'M' y 'H', al igual que el año pasado.

Dunlop no descansa en su continúo afán por innovar y tras el fin de semana de competición tiene previsto realizar pruebas en el circuito con los últimos avances de los neumáticos para las categorías de Moto2 y Moto3.