Pirelli y su Comité de Dirección aprobaron los resultados del pasado 2013, con una rentabilidad del 13% y una facturación que creció un 8,4%, excluyendo el impacto por las variaciones en el cambio de divisas.

De la misma forma, el volumen en neumáticos Premium fue de un 15,3% más, superando el objetivo marcado ( 13%) por el excelente último trimestre del curso ( 27%).

Así, el beneficio neto fue de 306,5 millones de euros, tras descontar los ingresos por la participación en equities y gastos financieros.

Respecto a los objetivos de cara al presente 2014, se confirma un EBIT consolidado de cerca de 900 millones de euros antes de costes de reestructuración.

De igual modo, se aprecia un Ebit Margin de 14,5% desde el 13,5% anterior, gracias a una mejora del mix de precio y del escenario de materias primas, que compensa la esperada volatilidad de los tipos de cambio de divisas.

Las ventas consolidadas serán de cerca de 6.200 millones de euros como consecuencia del empeoramiento del efecto del cambio. También se confirma una inversión máxima de 400 millones de euros.