Roman Rusinov, Mike Conway y John Martin, del equipo G-Drive Racing, alcanzaron una meritoria victoria en el Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA (WEC), celebrado en el Circuito de las Américas (Austin, Estados Unidos).

El G-Drive Racing, calzado con neumáticos Dunlop, clasificó el Nissan Oreca por un impresionante margen de un segundo (1:54,656). Ese tiempo fue incluso mejorado en la carrera con una décima de segundo adicional, reduciendo el tiempo a 1:54,559 en la vuelta más rápida.

El equipo G-Drive no lo tuvo fácil durante la competición, pues los Oak Racing Morgans nº24 y nº35 adelantaron al Oreca durante la primera parada en boxes. Sin embargo, un altercado llevó a ambos coches a necesitar atención y desde ese momento el G-Drive no tuvo rival en pista, cruzando la línea de meta con más de una vuelta de ventaja sobre el coche perseguidor.

En palabras de Mike McGregor, Ingeniero de Servicio, "el trazado fue bastante fácil para los neumáticos y, como esperábamos, la superficie lisa tenía poco agarre". Esto cambió a lo largo del fin de semana, especialmente en el viernes, donde no hubo sesión de entrenamiento en seco.

"Los equipos comunicaron que estaban impresionados con el rendimiento de los neumáticos, que fue bueno. Ahora tenemos más datos de este circuito, para mejorar los diseños de los neumáticos para 2014", recalcó McGregor.