Una pregunta que le hacen a menudo a los responsables de Goodyear es: ¿cuál es el neumático más grande que fabricáis? El RM-4A de la medida 59/80R63 es tan alto como un elefante y su peso es casi el mismo.

Este gigantesco neumático del segmento OTR (Off The Road) ha sido desarrollado para cargar cientos de toneladas de piedras y otros materiales y forma parte de la gama que la compañía fabrica específicamente para mover las máquinas más pesadas y voluminosas destinadas a trabajos en minas de carbón, piedras pesadas, oro y cobre y mueve tierras que operan en minas de todo el mundo.

Esta cubierta enorme se monta en llantas de 63 pulgadas y tiene en total 4,023 metros de diámetro, por lo que es un metro más alto que una canasta de baloncesto. Sus 5.400 kilos cuentan con tecnologías avanzadas que le permiten cargar con un peso de 100.000 kilos a velocidades hasta de 50 km/h.

Las tecnologías que incluye están relacionadas con sus materiales, construcción y diseño. El neumático de 63 pulgadas tiene una carcasa de acero y construcción con cinturones, y está fabricada con la máxima precisión, utilizando equipamientos de fabricación específicos.

En su diseño se emplearon herramientas de simulación por ordenador y Goodyear trabaja junto con los fabricantes de los vehículos para asegurar que el tamaño del neumático sea conforme a sus necesidades.

El neumático de 63 pulgadas de Goodyear ha sido diseñado para conseguir un rendimiento óptimo. Dispone de un compuesto de goma para la banda llamado cool-running CycleMax, surcos entrelazados en la línea central para mejorar la estabilidad y aliviar el calentamiento adicional. Los surcos con ángulo superior/no direccional ayudan a impulsar la tracción y el ángulo del flanco ayuda a reducir la subida de la temperatura.

Se produce en la planta de Goodyear en Topeka, Kansas (Estados Unidos).