El Sistema de Gestión y Recuperación de Energía (MaRS), que introduce una innovadora combinación capaz de reciclar la energía de los automóviles con información de tráfico en tiempo real lo que permite minimizar el tiempo y el coste de cualquier trayecto, ideado por Artur Ząbczyk, un estudiante de la Universidad Tecnólogica de Silesia, en Polonia, ha ganado el primer premio del Desafío ThinkGoodMobility, de Goodyear.

Se trata de un sistema inteligente que puede reciclar todos los tipos de energía (térmica, cinética, o energía de impacto) generada por el vehículo cuando inicia su recorrido en una carretera con tráfico, es decir: cuando está al ralentí. Además MaRS complementa el ahorro de energía con una red de información inteligente que incluye todos los coches en esa carretera, contribuyendo con datos en tiempo real relativos a velocidad, accidentes y señales de tráfico. El sistema favorece además que el tráfico sea fluido y promueve el ahorro energético en los vehículos.

Ząbczyk, de 23 años de edad, dijo: “Estoy emocionado por haber ganado el primer Desafío ThinkGoodMobility. Esta iniciativa ofrece a mi generación la oportunidad de compartir ideas inteligentes y sostenibles sobre cómo tratar nuestras necesidades de movilidad en el futuro causando un efecto positivoen la sociedad y el medioambiente”.

“Será la gente joven la que marque el camino hacia los nuevos retos de la sociedad, y sus necesidades futuras estarán en el centro de nuestros principios innovadores”,

comentó Carlos Cipollitti, Director general del Centro de Innovación de Goodyear en Luxemburgo y miembro del jurado. “La propuesta de Artur se distinguió por su sofisticación y su potencial para aplicarla. Mediante la utilización de la tecnología existente, Artur creó un sistema unificado para mejorar significativamente el rendimiento tanto desde el punto de vista del conductor como del medioambiente. En pocos años MaRS podría transformar los desplazamientos por el interior de la ciudad, reduciendo radicalmente las emisiones y los costes, mejorando al tiempo nuestra calidad de vida”, añadió Cipollitti.

“En realidad disfruté muchísimo formando parte del Desafío. Para mí, la lección más importante aprendida como ingeniero es que la tecnología y un sólido plan de negocio deben ir de la mano. Si se quiere convencer a potenciales socios o usuarios, tienes que llevarlos contigo en el viaje”, concluyó Ząbczyk.

La solución de Ząbczyk fue elegida ganadora entre las 73 propuestas en toda Europa, por un jurado formado por profesores de las mejores universidades europeas, innovadores en el campo de la movilidad y expertos de la industria. “Fue estupendo poder reconocer tan alto grado de entusiasmo e innovación. El jurado tuvo un trabajo bastante complicado debido al gran mérito de las tres principales ideas. De hecho, si se combinasen satisfactoriamente esos tres conceptos se ayudaría a revolucionar la movilidad en la próxima década”, explicó Jeremy White, Productor-Editor de WIRED y también miembro del jurado.