Avon y Rodin Cars han estado trabajando juntos desde 2016 cuando el fundador de Rodin Cars, David Dicker, descubrió sus planes para el monoplaza FZED. En los últimos cuatro años, se han llevado a cabo desarrollos y pruebas en las oficinas centrales de 550 hectáreas de Rodin Cars en North Canterbury, en la Isla Sur de Nueva Zelanda, que comprende tres pistas de prueba personalizadas e instalaciones de ingeniería y producción de alto rendimiento.

El FZED, actualmente disponible para probar y comprar en Nueva Zelanda, está impulsado por un motor Cosworth GPV8, que ofrece 675 CV y 490 Nm. Con un peso de 609 kg, la construcción compuesta de fibra de carbono ultraligera del automóvil le permite acelerar de 0 a 62 mph (100 km / h) en 2,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 186 mph (300 km / h). Para ayudar a mantener el FZED en pista, hay un juego de neumáticos radiales lisos de Avon: 270 / 660R13 en la parte delantera y 350 / 660R13 en la parte trasera.

David Dicker, fundador de Rodin Cars, señala que “los neumáticos conectan el automóvil a la pista. En muchos sentidos, son el componente más importante. No hay nada que pueda cambiar en un automóvil existente que mejore su rendimiento más que cambiar el neumático, por lo que la elección de los neumáticos es fundamental. Por eso elegimos los neumáticos Avon”.

Por su parte, Michiel Kramer, director de Ventas y Marketing de Avon Tires, señala que “Rodin Cars ha desarrollado una máquina verdaderamente especial con el monoplaza FZED y estamos entusiasmados de poder ver nuestros neumáticos instalados en el automóvil. Hemos disfrutado el camino y esperamos expectantes la opinión de los primeros clientes después de ponerse al volante”.