Son varios los problemas que pueden afectar a unos neumáticos, empezando por la existencia de una alta presión que acabará por afectar al agarre de estos. Aunque tampoco es recomendable llevar los neumáticos con una presión muy baja, ya que la goma terminará por desgastarse progresivamente por los laterales. Desde Continental recuerdan que mantener la presión correcta de los neumáticos es vital para su correcto funcionamiento, así como evitar su desgaste prematuro y no aumentar el consumo de combustible.

Además, un mal neumático puede dañar otros elementos de un vehículo com los frenos, ya que se pueden producir rebotes, alargando peligrosamente la frenada. También pueden repercutir en la propia dirección del vehículo, obligando a cambiar la trayectoria continuamente. Y una gran cantidad de los elementos electrónicos de los vehículos dependen de una manera u otra del buen mantenimiento de los neumáticos, como el sensor de presión o el control de tracción.

Continental lleva años defendiendo la importancia de un buen mantenimiento de los neumáticos y está comprometida con el diseño de modelos que se adapten a las necesidades de los conductores, ya que no solo aportan seguridad, sino que están presentes en todos los factores del comportamiento dinámico del vehículo y pueden mejorar o empeorar éste en función de su calidad y prestaciones. En consecuencia, desde la multinacional siguen desarrollando nuevas tecnologías para que sus neumátricos no solo ofrezcan esa mayor seguridad, sino también una mayor eficiencia y un mayor manejo en la conducción.

Continental no se conforma con todos los avances conseguidos, sino que sigue investigando para desarrollar los neumáticos del futuro. La firma pronostica que sus nuevos modelos serán incluso más inteligentes y serán capaces de ajustar su propia presión de aire de acuerdo con la situación de conducción, las condiciones de la carretera y el clima. Además, estos nuevos neumáticos tendrán un impacto ambiental menor, ya que durarán más tiempo y estarán interconectados con el automóvil, siempre con el coche eléctrico del futuro en mente.