Este nuevo espacio de Continental se establece como base para futuras investigaciones sobre agricultura y el proceso de extracción de diente de león ruso, como fuente alternativa de materia prima al árbol de caucho en los trópicos. Los resultados positivos de la investigación permitirán a la compañía introducir esta materia prima en la producción en serie dentro de diez años, con el objetivo de obtener una proporción creciente de la demanda de caucho natural proveniente de esta planta.

En la inauguración, Nikolai Setzer, miembro del Consejo Ejecutivo de Continental y jefe de la división de neumáticos, apuntó que “el diente de león ruso es una alternativa importante y complementaria al caucho natural convencional de hevea brasiliensis, que nos permite satisfacer la creciente demanda global de una manera compatible y confiable para el medio ambiente".

Además, la inversión en este nuevo laboratorio de investigación supone otro hito tecnológico en el camino hacia la implementación de Visión 2025 que Continental ha desarrollado para su negocio de neumáticos. “Como parte de nuestra estrategia de Visión 2025, hemos invertido más de 2.000 millones de euros en producción, investigación y desarrollo, así como en empleos y nuevos productos en todo el mundo desde 2011. Anklam, ocupa ahora un lugar destacado en la serie de proyectos únicos en Europa, América y Asia”, añadió Setzer.

A medio plazo, alrededor de 20 empleados con conocimientos en ciencias agrícolas, química y tecnología de producción y proceso investigarán en el cultivo de plantas y desarrollarán, instalarán y operarán máquinas para procesar el diente de león ruso en la nueva ubicación. Por su parte, el Ministerio de Asuntos Económicos del estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental apoyó el proyecto orientado hacia el futuro con 11,6 millones de euros para crear empleos de alta calidad a nivel local. La nueva ubicación también permitirá crear oportunidades para los agricultores de la región y sus áreas de cultivo.

Continental presentó los planes para el laboratorio en agosto de 2016 y comenzó la construcción en Anklam en noviembre de 2017. El fabricante de neumáticos ha estado realizando investigaciones para reemplazar el caucho natural de los trópicos con plantas que puedan cultivarse en climas moderados desde 2011. La primera muestra de un neumático de invierno de primera calidad con una banda de rodadura hecha de caucho de diente de león puro se introdujo en la carretera en 2014, a lo que siguió en IAA 2016 el primer neumático de camión con una banda de rodadura hecho de Taraxagum.