Para el mercado del transporte y sus usuarios, Continental vuelve a lanzar una compilación de las normas europeas sobre el equipamiento de invierno para camiones y autobuses, que también aporta información adicional sobre el rendimiento de los neumáticos de invierno.

La compilación de las regulaciones sobre neumáticos y cadenas para nieve en los países europeos, incluida Turquía, viene acompañada de sugerencias útiles, como sobre el uso neumáticos con clavos o llevar palas para nieve y arena. La página web explica también qué acciones llevan a cabo los fabricantes de neumáticos para garantizar una adherencia óptima y la seguridad de marcha, incluso en calzadas frías, húmedas o heladas, así como el significado los distintivos M S, montaña de tres picos con un copo de nieve (3PMSF) y el símbolo del copo de nieve en los flancos de los neumáticos de invierno de Continental.

Los transportistas que operan en toda Europa tienen que tener siempre en mente las normativas legales sobre neumáticos de invierno y cadenas para nieve de los diferentes países, ya que pueden variar de forma significativa. Por ejemplo, en Alemania, un cambio en la normativa de invierno vigente desde el 1 de junio de 2017 fija nuevos requisitos mínimos para los neumáticos en invierno. En consecuencia, los neumáticos en ejes accionados permanentemente ahora deben presentar el símbolo alpino 3PMSF. Un periodo de transición permite el uso de neumáticos M S, fabricados antes del 31 de diciembre de 2017, hasta el 30 de septiembre de 2024. En el caso de los neumáticos para el eje delantero, la exigencia del símbolo alpino solo es aplicable a partir del 1 de julio de 2020. Este cambio legislativo no es aplicable al eje de semirremolque.

“Damos la bienvenida a estos nuevos requerimientos porque suponen una mayor exigencia al rendimiento de los neumáticos de invierno, una exigencia que nosotros, como fabricantes, también aplicamos a nuestros productos”, afirma Constantin Batsch, vicepresidente de neumáticos para camiones EMEA. A menudo, los legisladores solo requieren que el eje de tracción esté equipado con neumáticos que presenten el distintivo M S y profundidades variables de perfil para una estación específica. Sin embargo, tal y como han demostrado los últimos años, el clima es cada vez más difícil de prever. Los vehículos con neumáticos M S sencillos no rinden, a menudo, incluso en pendientes leves, lo que implica que no se cumplen los plazos de entrega.