Cuando se obtiene de manera responsable, el aceite de soja es un material de base biológica que se puede utilizar al igual que cualquier otro aceite, lo que debería permitirle a Goodyear cumplir con su objetivo de reemplazar completamente los aceites derivados del petróleo en sus productos para 2040. En este sentido, el consumo de aceite de soja aumentó en un 90% en 2019, lo que supone el cumplimiento del objetivo marcado por Goodyear de incrementar su uso un 25% para finales de 2020.

Al emplear aceite de soja, Goodyear puede reducir el uso de aceites a base de petróleo hasta en 22 millones de galones cada año. Sus compuestos de caucho también se mezclan más fácilmente con los polímeros utilizados en las formulaciones de compuestos. Esto, a su vez, puede resultar en una reducción del uso de energía y de las emisiones de gases de efecto invernadero durante la producción de neumáticos, lo que contribuye al objetivo de Goodyear de reducir estos gases en un 25% para 2023.

“Hicimos evaluaciones en nuestras plantas y vimos una reducción del 7% al 15% en el tiempo que lleva la mezcla de un lote. Después, podemos aprovechar esa reducción para conseguir ahorros de energía o en mejorar la capacidad”, afirma Bob Woloszynek, ingeniero jefe de Goodyear para el desarrollo de materias primas y tecnología de refuerzo.

¿Por qué aceite de soja? Debido a que es un aceite vegetal, pasa de una sustancia similar a la goma al vidrio a una temperatura muy baja, lo que lo hace perfecto para equilibrar el rendimiento en condiciones húmedas e invernales. El compuesto de los neumáticos Goodyear EfficientGrip Performance 2 emplea aceite de girasol. “La mayoría de los aceites vegetales o plantas similares al aceite de soja tienen sus ligeras diferencias. Pero hemos podido aprovecharlos para ampliar los beneficios de rendimiento de los productos”, añade el ingeniero.

El uso de la tecnología de aceite de soja por parte de Goodyear se hace eco del cambio gradual hacia materiales sostenibles cuyos beneficios atraen a los consumidores, administradores de flotas y fabricantes de vehículos. Bob Woloszynek indica que “el aceite de soja es un co-producto de algo que siempre se cultivará porque lo necesitamos para alimentar tanto a las personas como a los animales. Si Goodyear puede aprovechar su excedente y usarlo para obtener mejoras de rendimiento, es una victoria para todos”.