El mercado español del neumático de reposición, que alcanzó 13,5 millones de unidades en 2012, se ha vuelto a reactivar con la llegada del, pues más de 1,8 millones de automovilistas deben cambiar las cubiertas de sus turismos tras la llegada de las primeras lluvias.

La acumulación de aceites y productos resbaladizos sobre nuestras carreteras durante la época seca hace que los chaparrones del otoño sean especialmente peligrosos, dice la experiencia de Grupo Andrés. "Los primeros sustos al frenar o tomar alegremente una curva sobre asfalto mojado recuerdan los peligros de las cubiertas al límite del desgaste", indica Eduardo Salazar, su director general.

Por otra parte, la marca General Tire acaba de lanzar los neumáticos Altimax Comfort, fabricados por el grupo alemán Continental y distribuidos por Grupo Andrés. Estas nuevas cubiertas multiplican la seguridad de marcha de cualquier turismo tanto en asfalto seco como en mojado, ofreciendo un agarre máximo cuando el asfalto se muestra especialmente resbaladizo.

La capacidad de ahorrar combustible y la vida útil, muy por encima de la media, son las otras claves de las nuevas cubiertas Altimax Comfort, que se adaptan perfectamente al 91% de los turismos que ruedan por España y Europa.

La composición especial de la goma de los Altimax Comfort, con grandes dosis de sílice, y la solidez de los bloques de goma que conforman su banda de rodadura aseguran una muy baja resistencia al avance, con la consiguiente reducción del gasto de carburante.

Estos neumáticos trabajan a muchos menos grados de temperatura que los tradicionales, al deformarse menos en cada giro. Gracias a dicha técnica se consigue casi un 20% más de kilometraje útil con el máximo de seguridad.