La demora en la llegada de los recambios al taller causa el 37% de los retrasos en las reparaciones, según un estudio realizado por Fortius sobre más de 10.000 reparaciones, que también muestra que el 87% de los asegurados valoran muy positivamente que se cumpla la fecha de fin de reparación de su vehículo.

De acuerdo a Fortius, los procesos de reparación de un vehículo se pueden reducir respecto al tiempo medio de ciclo que los vehículos permanecen en los talleres. “Es importante que el taller cambie sus procesos de trabajo”, a través de “una inspección detallada de todos los recambios que necesita para reparar y solicite al proveedor los recambios necesarios”. Según la empresa, normalmente los más pequeños, como soportes y despieces de grupos, son los que más retrasos cargan a la reparación.

En un 43% de los casos no existe un control de almacén de recambios que permita conocer si todos ya han llegado, o si por el contrario hay que reclamarlos al proveedor, refleja el estudio. “Existe un importante recorrido de mejora en el proceso de petición y compra de recambios al distribuidor”, concluye Fortius, cuyo programa de gestión de talleres permite predecir y anticiparse para evitar retrasos en las reparaciones por la falta de recambios y reducir los plazos actuales de reparación.