Los números ayudan a comprobar por qué los neumáticos Dunlop lograron tan buenos resultados en Le Mans, aspecto especialmente candente esta semana, tras la celebración del Gran Premio de Fórmula Uno de Gran Bretaña.

El presente ha sido un año en el que hemos visto cómo los nuevos avances y desarrollos han ayudado a los equipos Dunlop a mejorar su rendimiento con respecto a años anteriores.

En Fórmula Uno los neumáticos se cambian en cada parada, pero en Le Mans los equipos pueden parar dos o tres veces a hacer repostajes (e incluso por cambio de piloto) pero no necesitan cambiar los neumáticos.

Mientras en Fórmula 1 toda la carrera supone alrededor de 310 kilómetros, en los que se utilizan varios juegos de neumáticos, en Le Mans 2013 los equipos Dunlop hacían generalmente tandas cuádruples con un juego de neumáticos que podía durar las 44 vueltas del trazado de 13,629 km.

Los principales logros de Dunlop en las 24 horas de Le Mans 2013 se resumen en:

- Los tres primeros equipos calzaban neumáticos Dunlop, así como cinco de los seis primeros finalistas.

- Los coches con Dunlop lideraron 326 vueltas de las 329 de carrera.

- Las once vueltas más rápidas de pilotos de toda la carrera, en ocho coches diferentes, fueron hechas con cubiertas Dunlop.

- Las diez vueltas rápidas de carrera también se consiguieron con Dunlop en siete coches diferentes.

- De los cinco coches que hicieron menos de 30 paradas, cuatro llevaban neumáticos Dunlop.

- El coche con menos paradas fue Greaves Motorsport, que paró solo 28 veces.

- La vuelta de carrera más rápida la consiguió Oliver Pla en el coche Oak Racing. Su tiempo de 3:38.059, siendo 2,85 segundos más veloz que de su competidor.

- Ocho tiempos de vuelta rápida diferentes fueron establecidos por cinco pilotos distintos a lo largo de la carrera, todos con neumáticos Dunlop.