Michelin proporciona en todas sus gamas los productos que mejor responden a cada una de las necesidades. “El equilibrio de prestaciones es nuestra respuesta a los requisitos de los usuarios más exigentes”. De hecho, combinar duración, baja resistencia a la rodadura (mayor eficacia energética) y garantizar el máximo nivel de seguridad es el reto de la movilidad sostenible.

Hugo Ureta, responsable de comunicación técnica de Michelin, recalcó que el objetivo de la etiqueta es permitir al consumidor identificar de forma rápida y sencilla la eficiencia energética de un producto. Los beneficios serán personales (ahorro de combustible), medioambientales (reducción de emisiones de CO2) y nacionales (disminución de la dependencia energética externa).

Los criterios seleccionados en la nueva etiqueta se fundamentan en el consumo de carburante, seguridad y ruido ambiental, con clasificaciones de A a G según la calidad y prestaciones de la cubierta. Indicar que esta nueva normativa afecta a los neumáticos de turismo, vehículos comerciales, 4x4, camiones, autocares y autobuses. No lo hace, por el contrario, a los recauchutados, con clavos, off road, de competición y de colección.

Estas informaciones estarán visibles en la etiqueta adhesiva de la banda de rodadura (únicamente para turismos y vehículos comerciales) o en una etiqueta cerca del neumático. También incluirá toda documentación técnica y promocional.

Expectativas de los conductores

Seguidamente, Olivier Lamotte, de marketing operacional, expuso cuáles son 3las expectativas de los conductores respecto a sus neumáticos. Entre ellas, poder conducir sobre todo tipo de carreteras, el excelente agarre en mojado o seco al acelerar o frenar, capacidad para evitar el aquaplaning, duración, fiabilidad, reducción del consumo,…

En este sentido, el 58 % de los encuestados están satisfechos con sus neumáticos, al tiempo que el 36 % lo está totalmente. Sólo el 6 % no lo está, principalmente por motivos como la duración, confort o fiabilidad-calidad.

La posición de Michelin

La seguridad es una preocupación prioritaria para la firma francesa, que colabora con las principales organizaciones mundiales de seguridad vial. Un reciente estudio de accidentología demuestra la importancia de las prestaciones del neumático para la seguridad del usuario.

Michelin persigue asimismo reducir el consumo de carburante, mediante neumático de baja resistencia a la rodadura. Desde 1.992 ha desarrollado cinco generaciones de cubiertas para turismo y tres para camiones de bajo consumo. Gracias a ellos, casi 15 millones de litros de carburante se han ahorrado y más de 38 millones de toneladas de CO2 no se emitieron a la atmósfera.

Finalmente también se compromete con la duración de sus neumáticos, que no está incluida en la etiqueta, pero es una expectativa real de los consumidores, al tener un impacto directo en su presupuesto.