La tecnología más revolucionaria de Adidas llegó por primera vez al mercado con la zapatilla Energy Boost. Las claves de su éxito fueron el retorno de la energía, una amortiguación superior, un ajuste óptimo y un rendimiento independiente de la temperatura exterior.

En su continua búsqueda por ofrecer los mejores productos, Adidas presenta el nuevo modelo Adistar Boost, la perfecta combinación entre la tecnología Boost y su línea de producto de alta gama

Este modelo de entrenamiento es la elección idónea para un corredor de entre 70-100 kilos, con pisada neutra o con necesidad de ligero control de estabilidad.

La unidad ForMotion en el talón y su estructura de EVA, además del sistema Boost, hacen de la Adistar Boost una zapatilla mucho más consistente y estable (315 gr.) frente al modelo Energy Boost, que destaca por ser más reactivo y rápido, con 282 gr.

Se ha reforzado el upper con una lengüeta más consistente y bandas de TPU en la puntera, que sujetan más el pie, logrando una pisada más progresiva y estable. Por último, el modelo incorpora la tecnología del fabricante de neumáticos Continental en su suela, destacando su drop de 11 frente al 10 de la Energy Boost.