La Comisión de Fabricantes de Neumáticos del Consorcio del Caucho, iniciativa integrada por los principales fabricantes de neumáticos (Bridgestone, Continental, Michelin y Pirelli), felicita a la Dirección General de Tráfico (DGT) por su última campaña para controlar el estado de los vehículos que circulan por nuestras carreteras. Los fabricantes consideran "fundamental" que las Administraciones Públicas informen periódicamente a los automovilistas de la importancia de circular con los vehículos en perfecto estado y el papel principal que, para su seguridad al volante, tienen muy especialmente los neumáticos.

Según la Comisión, circular con unos neumáticos en mal estado puede tener consecuencias fatales, de modo que los automovilistas deben ser conscientes de que son los principales responsables del mantenimiento de los neumáticos. “Para estar a la altura de esa responsabilidad se necesita una determinada actitud”, explican desde la entidad, “un claro compromiso con el mantenimiento del vehículo, pero también de la información adecuada para saber interpretar los síntomas, las señales que nos transmiten unos neumáticos en mal estado”.

En palabras de José Luis Rodríguez, director del Consorcio del Caucho, “circular con unos neumáticos en malas condiciones, con deformaciones, desgastes o con una presión inadecuada, constituye un riesgo para la seguridad vial, un despilfarro desde el punto de vista de la eficiencia energética y una irresponsabilidad medioambiental”.

Desde esa perspectiva, comenta, “la Comisión de Fabricantes de Neumáticos se congratula del esfuerzo cada vez mayor que realiza la DGT para controlar el estado de los neumáticos e informar de los síntomas que aconsejan su reemplazo, y eso incluye desde la comprobación de que los vehículos están al corriente de la ITV hasta la vigilancia con la que los agentes de la Guardia Civil verifican el cumplimiento de la profundidad mínima legal, de 1,6 mm. en el dibujo de los neumáticos, cuanto inspeccionan un vehículo”.

La Comisión también recuerda que llevar los neumáticos en mal estado es un riesgo que está sancionado con multas de hasta 200 euros y que puede acarrear la inmovilización del vehículo. Su página web ofrece más información sobre el mantenimiento responsable de los neumáticos.